terapiaracional.com

Feliz y aliviado en meses no en años

Inconvenientes

“En la vida se presenta un inconveniente tras otro, pero tú puedes superarlos, y sentir una profunda satisfacción  al hacerlo. Lograr algo valioso va a resultar en ocasiones  duro, tedioso y poco placentero. Pero tú puedes hacerlo. Solo los bebés demandan que cada minuto esté libre de incomodidad  o frustración; los grandes toleran la frustración y de manera realista la soportan como un aspecto inherente a la vida.”

Edelstein, Michael R.,  Three Minute Therapy, kindle,  L. 1436-42.

Share on Twitter
Share on MyspaceShare via email
Posted in Enseñanza, Frases, Frases terapeuticas | Tagged , , , , , , , , | Comments Off

Neurosis

Ellis, Albert, Razón y emoción en psicoterapia, 5ª ed., [Trad. de Ana Ibáñez], Desclée de Brouwer, Bilbao, 1998, p 24.

“Primero se les dijo que el ser desaprobado o no amado era horroroso y terrible, y después siguieron diciéndose a sí mismos que el ser rechazado o desaprobado era espantoso. Este cuento dos veces contado constituía en la mayoría de los casos las neurosis”.

Share on Twitter
Share on MyspaceShare via email
Posted in Enseñanza | Tagged , , , , | Comments Off

Injurias

“Si algunos entregarse su cuerpo al primero que encontrase para hacer de él lo que quisiese, seguro estoy de que no lo tendrías por bueno y que te enojarías. Y, no obstante no tienes vergüenza de exponer tu alma al capricho de todo el mundo; porque luego que te dicen alguna injuria te turbas y dejas llevar del sentimiento y de la cólera.”

Epicteto, Manual y Máximas, [Trad. de Antonio Brum y Jacinto Díaz Miranda], Porrúa, México, 1975, p.13.

Share on Twitter
Share on MyspaceShare via email
Posted in Enseñanza, Filosofía, Frases, Frases terapeuticas | Tagged , , , , | Comments Off

Hipersensibilidad

No ser de cristal en el trato con los demás. Y menos con los amigos. Algunos se quiebran con gran facilidad, descubriendo así su poca consistencia. Éstos se ofenden con facilidad y enfadan a los demás. Son más sensibles que las niñas de los ojos, pues no se dejan tocar ni en broma ni en serio. Les molestan las motas, sin necesidad ya de calumnias. Quienes los tratan deben ir con mucho tiento, cuidando siempre su susceptibilidad. Les llevan el aire porque el más leve desaire les molesta. Estos son normalmente muy suyos, egoístas que nada respetan, idólatras de su negra honrilla. El que ama tiene la mitad de diamante por su duración y resistencia.

Gracián, Baltazar, El arte de la prudencia, Aforismo 173.

Gracián, Baltazar, El arte de la prudencia, Editorial Planeta, México, 2009, 220 pp.

Share on Twitter
Share on MyspaceShare via email
Posted in Enseñanza, Frases | Tagged , , , | Comments Off